22 de Noviembre Día Internacional del Músico

264

El Día del Músico se celebra cada 22 de noviembre, fecha en la que se conmemora a Santa Cecilia, patrona de los músicos.


Durante más de mil años, Santa Cecilia ha sido una de las mártires de la primitiva Iglesia más veneradas por los cristianos. Su nombre figura en el canon de la misa. Su padre la casó con un joven patricio llamado Valeriano. El día de la celebración del matrimonio, en tanto que los músicos tocaban y los invitados se divertían, Cecilia se sentó en un rincón a cantarle a Dios en su corazón y a pedirle que la ayudase. Santa Cecilia es muy conocida en la actualidad por ser la patrona de los músicos. Al fin de la Edad Media, se empezó a representarla tocando el órgano y cantando.

Algunas fuentes mencionan que se debe a pintores del siglo XV que Santa Cecilia sea vinculada con la música, ya que en sus cuadros las mostraban tocando diversos instrumentos.

Este festejo se comenzó un 22 de noviembre con un evento realizado en Evreux, Normandía en el año de 1570 con un torneo de compositores de la época.

Por disposición de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), se estableció el 22 de noviembre como el Día internacional de la Música.

En esta fecha se celebra el Día Internacional del Músico en honor también a Santa Cecilia, conocida por ser la Patrona de los Músicos.

Se dice que en el día de la boda de Santa Cecilia mientras los músicos tocaban, ella cantaba a Dios en su corazón. Asimismo se corrió el rumor durante siglos que cuando Santa Cecilia fue condenada a muerte, fue llevada junto a un horno caliente para tratar de sofocarle con los terribles gases que salían de allí, pero en vez de asfixiarse ella cantaba gozosa (quizás por eso la han nombrado patrona de los músicos).

En esta fecha se le rinde homenaje a los más grandes genios de la música y a quienes dedican su vida a este arte que se manifiesta a través de los diversos géneros, melodías, ritmos y sonoridades que traspasan el alma.


Posteriormente desde 1695 en Edimburgo se comenzó a celebrar con cierta regularidad a la música; de esta manera le siguieron otros países como Francia, España, Alemania, entre otros.

Más tarde en Latinoamérica se siguió con la tradición de este día entre los años de 1919 y 1920 en Río de Janeiro, Brasil, hasta extenderse en el resto de América.

“Los músicos no deberían tocar música. La música debería tocar a los músicos”. 

Henry Rollins