FESTIVAL DE SENTIMIENTOS

1089

El pasado fin de semana, Madrid tuvo la suerte de contar con la presencia los mejores bailarines de salsa y de bachata de todo el mundo en el II Festival Internacional con Sentimiento.

España estaba necesitando contar con un festival de gran magnitud, ya que, desafortunadamente, en los últimos años se han dejado de realizar grandes congresos, como Salsorro, Simposium de Madrid o Murcia Baila, debido a la crisis económica del país y otros motivos. Fue entonces cuando el Festival con Sentimiento apostó por la organización de un festival que uniera lo mejor del mambo y la bachata, ya que el I Festival Bachata con Sentimiento se centró más en este género. Y lo cierto es que no faltó de nada en el programa: su cartel anunciaba a artistas como el maestro de maestros Eddie Torres, junto a Eddie Torres Jr. y Shani Talmor, Yamulee Dance Company, Adolfo Indacochea, Magna Gopal, Johnny Vázquez, entre muchos otros, y bailarines de bachata tan conocidos como Ataca y la Alemana o Troy y Jorjet. Además estaban programados alrededor de 100 talleres, conferencias y master classes. Y para las noches, un amplio cartel de dj’s, en el que destacan Pablo Bat, El Tiguere y Tony “Salsacolección”, que nos sorprendió gratamente todos los asistentes, y la guinda del pastel la protagonizaban los soneros Hermán Olivera y Meñique acompañados de La Orquesta del Solar.

El resultado de tremendo cartel fue la asistencia de cientos y cientos de participantes que llegaron no sólo de toda España, sino de toda Europa, con notable presencia de Francia, y del resto del planeta, con la presencia predominante de Venezuela.

Lastimosamente, el festival se tiñó de polémica y críticas hacia la organización ya que una semana previa al comienzo tuvo que cambiar el espacio reservado para los actos de la noche (del Madrid Arena al Casino de Aranjuez) debido a las exigencias por los trágicos sucesos ocurridos hace un año, y ésto genero un sentimiento de malestar que, junto con otros problemas de organización ocurridos durante el festival, generó una ola de críticas entre los asistentes. Como anécdota, Eddie Torres, como el papá de todos nosotros, trataba de calmar el ambiente desde su gran experiencia y sus sabias palabras.

A pesar de estos hechos, sin duda, el público disfrutó al máximo aprendiendo y bailando. Un taller que causó muy buenas sensaciones entre los asistentes, quizá por ser poco habitual en los congresos, fue el de musicalidad, impartido por Daniel&Mambo, pianista y bailador, Daniel Castillo, instructor de mambo, y Jaime Vásquez, percusionista y director de Calle Mora. Además, se contó con la presencia de Eddie Torres, quien pudo aportar sus grandes conocimientos también. Los asistentes aseguran que fue un taller “realmente enriquecedor”, ya que el bailador pudo adquirir una visión global de lo que ocurre con la música al mismo tiempo que se ejecutan los pasos y las figuras.

Con este agridulce sabor de boca y “festival” de sentimientos, esperamos que se resuelvan las dificultades generadas y deseamos disfrutar de nuevo de un festival de igual magnitud en la capital próximamente, ya que hemos podido comprobar que la salsa sigue viva en España.

 

Maite Larissa