Génesis de la Salsa, su esencia, características, ritmo, historia y expansión.

324
Salsa y mas Salsa

SALSA es el término comercial usado desde finales de los años 1960 para definir un género musical hispano, resultante de la síntesis del son cubano y otros géneros de música caribeña, con el jazz y otros ritmos estadounidenses. La salsa tiene variedades puertorriqueña, venezolana, dominicana, colombiana y de otros países de América Latina.

De esta síntesis nació también el jazz afrocubano y el jazz latino, que tiene influencias de otros países también. La salsa fue desarrollada por músicos de origen caribeño (cubanos y puertorriqueños) en el Gran Caribe y la ciudad de Nueva York. La salsa abarca varios estilos como la salsa dura, la salsa romántica y la timba.

 ESENCIA

El director cubano Machito afirmó que la salsa era lo que él había tocado durante cuarenta años (entre 1930 y 1970 aproximadamente) antes de que el género musical se denominara así. Por otro lado, el músico neoyorquino de ascendencia puertorriqueñaTito Puente, negaba la existencia de la salsa como género en sí, afirmando que «lo que llaman salsa es lo que he tocado desde hace muchísimos años: se llama mambo, guaracha, chachachá, guaguancó, todo es música cubana».

El músico Eduardo Morales define la salsa como «un nuevo giro de los ritmos tradicionales al son de la música cubana y la voz cultural de una nueva generación», «una representación de la identidad cubana e hispana en Nueva York

                     Salsa de New York

No obstante, algunos autores señalan como un elemento fundamental en el surgimiento de la salsa el papel de los músicos puertorriqueños y su cultura, tanto en la isla de Puerto Rico como en su diáspora neoyorquina. En ese sentido, se señala el peso específico de los puertorriqueños en New York que, aunque minoría, eran

numéricamente muy superiores a cualquier asentamiento latinoamericano.

También se aduce que el corte en el intercambio cultural entre puertorriqueños y Estados Unidos en la escena musical latina de New York 

CARACTERÍSTICAS MUSICALES

Instrumentos Musicales

 La salsa presenta las siguientes características:

  • Ritmo: Utiliza como base la clave de son, el patrón rítmico del son cubano, que puede ser 2-3 o 3-2.

 

  • Melodía: En muchos casos las melodías usadas en la salsa se corresponden con las empleadas tradicionalmente en el son montuno aunque puede asimilarse también a otros géneros de la música cubana y caribeña tradicional, inclusive melodías de la música popular latinoamericana.

 

  • Armonía: Se corresponde con la utilizada en la música occidental.

 

  • Instrumentación: Usa instrumentos de percusión cubanos popularizados desde los años veinte como pailas o timbalesbongógüiro cubanocencerro, dos maracas y conga.

Arsenio Rodríguez se presentó como el primer músico en incorporar la congatambó a las orquestas de baile.

la percusión, la instrumentación se completa con pianocontrabajo (en muchos casos bajo eléctrico), trompetas, saxofóntrombonesflauta y violín.

Salsa de Puerto Rico

La influencia del jazz afrocubano viene determinada por el arreglo aunque no es una condición imprescindible en la salsa.

RITMO 

 Clave de son la célula rítmica más representativa de la salsa se llama «clave de son» que tradicionalmente es interpretada por las claves.

Los bailadores y músicos de salsa agrupan el patrón en dos partes:

  1. A) Una parte de 3 toques de clave donde se presenta un contra ritmo intermedio.
  2. B) Una parte de 2 toques de clave 2 sin contra ritmo.

Los números representan las negras, el signo más [+] representa el golpe de las claves, y el punto [.] representa a cada corchea.

“clave de son 3-2”

1 . 2 . 3 . 4 . 1 . 2 . 3 . 4 .

+ . . + . . + . . . + . + . . .

“clave de son 2-3”

1 . 2 . 3 . 4 . 1 . 2 . 3 . 4 .

. . + . + . . . + . . + . . + .

Clave de rumba

Existe otro patrón rítmico similar que es utilizado raramente en la salsa, y proviene del complejo de la rumba cubana. Este patrón presenta 2 contra ritmos en una de sus partes.

“clave de rumba 3-2”

1 . 2 . 3 . 4 . 1 . 2 . 3 . 4 .

+ . . + . . . + . . + . + . . .

“clave e rumba 2-3”

1 . 2 . 3 . 4 . 1 . 2 . 3 . 4 .

. . + . + . . . + . . + . . . +

Clave de Son (3-2)

La clave no siempre se toca directamente, pero forma la base de otros instrumentos de percusión, así como también de la canción y el acompañamiento, que lo usan como ritmo común para sus propias frases. Por ejemplo, este es el ritmo común de la campana con clave 2-3:

. . + . + . . . + . . + . . . +  clave 2-3

+ . * . + . * * + . * * + . * *  Campana coincidente con el 2 de clave

El signo más [+] representa un golpe grave de la campana.
El asterisco [*] representa un golpe agudo de la campana.

EL TERMINO SALSA 

 En 1933, el músico cubano Ignacio Piñeiro utilizó por primera vez un término relacionado, en un son cubano titulado «Échale salsita».

A mediados de los años cuarenta, el cubano Cheo Marquetti emigró a México.

De regreso en Cuba, con influencia de las salsas picantes de comida, le dio ese nombre a su agrupación Conjunto Los Salseros, con quienes grabó un par de discos para las disqueras Panart y Egrem. En 1957 viajó a Caracas-Venezuela por motivo de varios conciertos en esa ciudad y fue en Venezuela donde se comenzó a emitir en la radio la palabra «salsa» a la música que hacían los soneros cubanos dentro y fuera de la isla designándolos como «salseros».

La autora de música Sue Steward afirma que la palabra fue originalmente usada en la música como un «llanto de apreciación para un picante particular o un solo rápido», viniendo a describir un género de música específico de la mitad de los años setenta «cuando un grupo de músicos “latinos” (latinoamericanos) de Nueva York, comenzó a examinar los arreglos de las grandes bandas clásicas populares desde la era del mambo de los años cuarenta y cincuenta».

Ella menciona que la primera persona que usó el término «salsa» para referirse a este género musical en 1968 fue un disc-jockey de la radio venezolana de nombre Phidias Danilo Escalona, quien emitía un programa radial matutino llamado La hora de la salsa en el que se difundía la música latina producida en Nueva York como una respuesta al bombardeo de la música rock en aquellos días (la Beatlemanía).

 

La Hora de La Salsa Según esta versión, Phidias Danilo Escalona.

¿Qué es lo que ustedes tocan?

Esto que nosotros hacemos lo hacemos con sabor, es como el ketchup, que le da sabor a la comida.

¿Qué es eso de ketchup?!

Bueno, eso es una salsa que se utiliza en los Estados Unidos para darle sabor a la hamburguesa.

¡Ah…! Entonces, ¿lo que ustedes tocan es salsa? Pues, damas y caballeros, vamos a escuchar ahora la salsa de Ricardo Ray y Bobby Cruz.

Bobby Cruz llamó a Pancho Cristal para bautizar con el término «salsa» el nuevo LP que estaba lanzándose al mercado, Los Durísimos (1968). Esta versión es apoyada por cantantes de salsa como Rubén Blades, Tite Curet Alonso y otros.

Era la hora del almuerzo, del aderezo, del sabor, y por supuesto, del son cubano, el guaguancó, la guaracha y el montuno.

Ed Morales también menciona la palabra como usada para animar una banda al incremento del tempo y que «pone a los bailarines en una parte alta» para agradecer un momento musical, [y] expresar un tipo de nacionalismo cultural, proclamando el calor y sabor de la cultura latina».

También menciona a Johnny Pacheco, que realizó un álbum llamado Salsa na’ má, que Morales tradujo como «solo necesitas un poquito de salsa o condimento».

La palabra salsa para designar la música hecha por los «latinos» en Estados Unidos, comenzó a usarse en las calles de Nueva York a finales de los años sesenta y principios de los setenta.

Por esta época, el pop latino no era una fuerza importante en la música que se escuchaba en Estados Unidos al perder terreno frente al doo wop, al R&B y al rock and roll.

El surgimiento de la salsa abre un nuevo capítulo de la música latina en la música popular estadounidense donde jugó un papel de primer orden la orquesta Fania All-Stars, dirigida por el dominicano Johnny Pacheco quien junto al desaparecido abogado Jerry Masucci fundaron el importante sello salsero Fania Records.

HISTORIA Y EXPANSIÓN 

 Durante los años treinta, cuarenta y cincuenta, la música afrocubana era consumida ampliamente por los sectores de origen «latino» (‘latinoamericano’) en la ciudad de Nueva York. Los cubanos en Nueva York, los puertorriqueños y otros músicos de otros países, fundamentan su música en gran medida en los elementos de origen afrocubano.

Según algunos músicos e historiadores,[¿quién?] salsa es un nombre comercial dado a toda la música cubana en los años setenta. La salsa se expandió a fines de los años setenta y durante los ochenta y noventa.

Nuevos instrumentos, nuevos métodos y formas musicales (Como canciones de Brasil) fueron adaptados a la salsa.Nuevos estilos aparecieron como las canciones de amor de la salsa romántica.

Mientras tanto la salsa se convirtió en parte importante de la escena musical de Cuba, Puerto Rico, Colombia, República Dominicana, Venezuela, Panamá y lugares tan lejanos como Japón. Con la llegada del siglo XXI, la salsa se ha convertido en una de las formas más importantes de la música popular en el mundo.

Orígenes e instrumentación:

La integración de las tumbadoras y el bongo en los conjuntos que tocaban son montuno fue un elemento fundamental en la instrumentación de orquestas de baile.

Bongo y Tumbadoras

A fines de los años veinte, los sextetos y septetos de son, que usaban bongó, alcanzaron en Cuba una notable popularidad. En 1928, Gerardo Machado con la intención de reducir la influencia de los elementos africanos en la música cubana, prohibió el uso del bongó, las congas y las comparsas de carnaval, esto provocó que las orquestas de charangas con el uso timbales) incrementaran su popularidad.

El bongo fue reintroducido en la música popular cubana a finales de los años treinta.

Cerca de 1940, el Conjunto Llave de Rafael Ortiz introdujo las tumbadoras o congas en una orquesta, instrumentos que anteriormente solo se usaban en música folclórica afrocubana. 

Arsenio Rodríguez popularizó el uso de las congas al integrarlas a su conjunto, introduciendo el son montuno a nivel comercial.

En los años cuarenta, Mario Bauza, director y arreglista de la orquesta de Machito «Los Afro-Cubans», agregó trombones al son montuno y la guaracha. Estas innovaciones influenciaron a músicos como José CurbeloBenny MoreBebo Valdés, en el álbum Tanga (de 1943), Bauza fusionó elementos de la música afrocubana con el jazz.

La influencia del jazz afrocubano y del mambo desarrollado por Pérez Prado en 1948, propició la introducción del saxofón en las orquestas de son montuno y guaracha. En 1955, Enrique Jorrín le agregó trompetas a las orquestas de charanga, que hasta ese momento solo usaban violín y flauta.

Ya para los años cincuenta, la música bailable cubana, es decir el son montuno, el mambo, la rumba y el chachachá, se constituyó en un elemento de gran popularidad en los Estados Unidos Europa.

En la ciudad de Nueva York, el «sonido cubano» de las bandas se fundamentó en los aportes de músicos cubanos, puertoriqueños y dominicanos. Como ejemplo, podemos mencionar a Machito, Tito Rodríguez, Johnny Pacheco, Tito Puente o incluso figuras como el director catalán Xavier Cugat.

Por otro lado, y ya fuera del círculo de Nueva York, grupos como la Orquesta Aragón, la Sonora Matancera y Dámaso Pérez Prado y su mambo lograron una importante proyección a nivel internacional.

El mambo fue influenciado por el jazz afrocubano y el son. Las grandes bandas de este género mantuvieron viva la popularidad de la larga tradición del jazz dentro de la música latina, mientras los maestros originales del jazz se circunscribieron a los exclusivos espacios de la era del bebop.

La música latina interpretada en Nueva York desde 1960 fue liderada por músicos como Ray Barretto y Eddie Palmieri, los cuales estaban fuertemente influenciados por ritmos cubanos importados como la pachanga y el chachachá. Después de la crisis de los misiles en 1962, el contacto cubano-estadounidense decayó profundamente.

En 1969 Juan Formell introdujo el bajo eléctrico en los conjuntos soneros de Cuba.

El cuatro puertorriqueño fue introducido por Yomo Toro en la orquesta de Willie Colón en 1971 y el piano eléctrico en los años setenta por Larry Harlow.

En los años setenta se incrementó la influencia puertorriqueña en el ámbito de la música latina en Nueva York y los «nuyoricans» pasaron a ser una referencia fundamental.

La palabra salsa para designar la música hecha por los «latinos» en Estados Unidos, comenzó a usarse en las calles de Nueva York a finales de los años sesenta y principios de los setenta.

Por esta época, el pop latino no era una fuerza importante en la música que se escuchaba en Estados Unidos, habiendo perdido terreno frente al doo wop, al R&B y al rock and roll. En ese contexto, el surgimiento de la salsa abrió un nuevo capítulo de la música latina, especialmente en los Estados Unidos.

 El sello discográfico Fania      

Fania All Stars

La historia de la salsa, en la que participaron gran cantidad de músicos, puede rastrearse en cierta medida en la trayectoria de algunas importantes compañías discográficas.

En los años setenta Fiesta Récord, Manhattan Recording Company, y en especial Fania Records, lanzaron al estrellato una gran cantidad de «salseros» desde Nueva York, realizando giras y conciertos por todo el mundo.

La compañía Fania Records fue fundada en marzo de 1964 por el abogado y empresario Jerry Masucci y el flautista dominicano y director de orquesta Johnny Pacheco.

Fania comenzó con Larry Harlow y la producción El Malo de Willie Colón y Héctor Lavoe en 1967.

Fania Records le dio el espaldarazo definitivo al género al grabar y distribuir los discos de la gran mayoría de las estrellas salseras de los años setenta.

Dentro de esta empresa se formó la agrupación Fania All Stars, orquesta que agrupó una gran cantidad de músicos y cantantes de salsa como: Ray Barretto, Willie Colón, Johnny Pacheco, Rubén Blades, Héctor Lavoe, Ismael Miranda, Cheo Feliciano, Bobby Cruz, y artistas invitados como Tito Puente, Celia Cruz, y Eddie Palmieri.

La dotación instrumental de Fania All Stars representó los nuevos giros de la música caribeña en los años setenta. Además del piano y bajo, la presencia de instrumentos de percusión como timba, tumba y bongó que eran extensamente utilizados por las orquestas de Puerto Rico y Nueva York desde los años cuarenta.

La sección de instrumentos de viento estaba constituida por tres trompetas y tres trombones, dotación bastante extraña en la tradición musical caribeña y que perfilaría el sonido particular de la Salsa hasta nuestros días.

La ausencia del saxofón era notable, pues en ese momento pertenecía a conceptos musicales del pasado y a la fastuosidad de las Big Band. La sustitución del saxofón por el trombón permitía diferenciar, en algo, el sonido de la salsa del sonido cubano tradicional.

Por último, se destaca la presencia del Cuatro puertorriqueño ejecutado por el músico Yomo Toro incorporado a la agrupación para traer al ámbito musical urbano la guitarra de las zonas rurales caribeñas (tanto el Tres cubano como el Cuatro puertorriqueño).

El Cuatro puertorriqueño adquiría jerarquía de solista y de instrumento bandera en la Fania All Stars a la vez que se establecen las diferencias instrumentales y sonoras con la música cubana

Génesis y expansión de la salsa: cronología de temas

En el año 1969, El Gran Combo de Puerto Rico grabó «Falsaria». Este tema, inicialmente un bolero, se interpretó como salsa.

También la orquesta de Willie Colón con Héctor Lavoe como vocalista, grabó «Che che cole» y otros temas importantes.

En 1965 Joe Cuba Sextet, con el cantante Cheo Feliciano, grabaron el tema «El pito (I’ll never go back to Georgia)» y el mismo año el dúo compuesto por Richie Ray y Bobby Cruz grabó el tema «Comején».

En 1971Eddie Palmieri grabó el tema «Vámonos pa’l monte» y Cheo Feliciano, como solista, grabó «Anacaona».

En 1972 Fruko y sus Tesos, en Colombia, grabaron «A la memoria del muerto».

En 1973 Raphy Leavitt con la Orquesta La Selecta grabaron «Jíbaro soy». A su vez, en Perú se graba el tema «Llegó la banda» de Enrique Lynch y su conjunto, la misma que año más tarde sería popularizada por Hector Lavoe.

En 1974 Celia Cruz y Johnny Pacheco grabaron «Quimbara» y la versión salsa del tema peruano «Toro Mata», e Ismael Rivera hizo lo propio con «El nazareno».

Por otro lado, el festival de la Fania All Star realizado en Zaire ese mismo año fue un evento a destacar en la difusión de la salsa.

En 1975, la Dimensión Latina, de Venezuela, con Oscar de León como vocalista, grabó «Llorarás»Fruko y sus Tesos grabaron «El preso», y El Gran Combo de Puerto Rico, «Un verano en Nueva York». Héctor Lavoe inició su carrera como solista con el tema «Periódico de ayer».

En 1978 La Sonora Matancera grabó «Mala mujer». Así mismo, el dúo conformado por Willie Colón y Rubén Blades publicó el disco Siembra, que contenía temas emblemáticos de la salsa como «Pedro Navaja» y «Plástico».

En 1980 Henry Fiol lanzó sus temas «Oriente» y «La juma de ayer».

Desde Nueva York la salsa se expandió primero en América Latina (sobre todo en países como Cuba, Colombia, Panamá, República Dominicana, Venezuela y obviamente Puerto Rico.

En los años ochenta alcanzó una importante difusión en Europa y en el Japón.

Miami se convirtió en una especia de «segunda metrópoli» para la música cubana, dado el peso específico de la gran cantidad de inmigrantes cubanos.

La comunidad cubana se constituyó en un referente) importante en la vida de la ciudad de Miami, contrario a lo que pasó en Nueva York, donde primó la influencia boricua.

La salsa después de los años setenta

Años ochenta

Durante los años ochenta la salsa se expandió a Europa y Japón. En este país surgió la Orquesta de la Luz, que alcanzó popularidad en América Latina.

A fines de esta década surgió la llamada «salsa romántica», estilo que se hizo popular en Nueva York, caracterizado por melodías lentas y letras de corte romántico es decir, un concepto similar a la lírica de la balada pero en ritmo de salsa.

Esta nueva manifestación de la salsa pronto fue asimilada por artistas boricuas como Frankie Ruiz, Eddie Santiago, Paquito Guzmán, Marc Anthony, Willie González, Cano Estremera; cubanos como Dan Den, Rey Ruiz, Issac Delgado, e incluso nicaragüenses como Luis Enrique.

 En Colombia

Salsa Colombiana

La salsa en Colombia, en los años 1970, está vinculada a grupos como Fruko y sus Tesos a través de la empresa Discos Fuentes de Colombia y el grupo The Latin Brothers.

En 1988, la empresa discográfica Discos Musart publicó la serie de LP Salsa Colección Estelar lo que provocó un incremento de popularidad y la llevó a competir con la cumbia.

En los ochenta aparecieron grupos como Los Titanes, Grupo Niche, Orquesta Guayacán, Joe Arroyo. También en los ochenta, el cubano Roberto Torres y el colombiano Humberto Corredor desarrollaron en Miami el concepto de charanga-vallenata.

 En Venezuela

Salsa Venezolana

Desde finales de los años cuarenta y principio de los cincuenta, las orquestas de “música bailable tropical” como la de Alfonso Larrain (1947), la Sonora Caracas (1948) o la del maestro Billo Frómeta, la Billo’s Caracas Boys (1951) o Los Melódicos (1958), combinaron en sus repertorios cumbias, merengues y otros ritmos antillanos con géneros cubanos.

Esto determinó el surgimiento de un movimiento que influenció posteriormente a la salsa venezolana.

En ese tenor, se puede hablar de artistas como Canelita Medina, Federico y su Combo Latino, Los Dementes o el grupo del músico Carlos Emilio Landaeta, conocido como “Pan con queso” del Sonero Clásico del Caribe.

La salsa en Venezuela contó con agrupaciones como la Sonora Maracaibo, el Grupo Mango o Dimensión Latina, de donde salieron figuras como Oscar D’León.

También músicos como Nelson Pueblo agregaron influencias de música llanera a la salsa nativa.

De 1990 al presente

La salsa registró un crecimiento regular entre los años setenta y 2000 y ahora es popular en muchos países latinoamericanos y algunos espacios del mercado estadounidense.

Entre los cantantes y grupos destacados en los años noventa encontramos a figuras como Rey Ruiz, Luis Enrique, Jerry Rivera, Dan Den, Marc Anthony, La InRosa, Víctor Manuelle, Michael Stuart, Celia Cruz, Maelo Ruizdia, La Sonora Matancera, DLG, Gilberto Santa .

Las más recientes innovaciones en este género incluyen la mezcla de rap o reggaetón con la salsa dura.

La salsa es uno de los géneros de música «latina» que ha influenciado la música del oeste africano.

Un ejemplo de esta influencia es el grupo Sonero Africando en el que músicos neoyorquinos trabajan con cantantes africanos tales como Salif Keita Ismael Lo.

 La irrupción de la sensualidad

A partir de los años ochenta, las orquestas de salsa fueron dejando los sonidos fuertes y las “descargas” para entrar en un sonido más cadencioso y melódico, acompañada de letras con abundantes referencias al amor y a las relaciones sexuales como motivo principal y, en algunos casos, excluyente.

Esta música fue denominada «salsa erótica» y tuvo como máximos exponentes a Eddie Santiago, Frankie Ruiz, Rey Ruiz, Willie González y Luis Enrique.

La categorización de la salsa erótica trajo como consecuencia que se denominara al género anterior como «salsa dura», que sufrió una baja de producción y de popularidad a la par que el nuevo género se consolidó cabe destacar que en estas opiniones y texto sobre la salsa existen cualquier cantidad de cantantes que hoy en día siguen activos con la misma y existen infinidades de grabaciones hechas por ellos u orquestas que no se dieron a conocer y ahí es donde entra e l trabajo del melómano o Djs EN DIFERENTES PARTES DE LATINO  AMÉRICA.

Facebook: Dj Augusto Felibertt

Dj. Augusto Felibertt
Caracas-Venezuela