Mulenze La Orquesta de la Eterna Juventud

136
Mulenze La Orquesta de la Eterna Juventud

La Orquesta Mulenze surge en el año 1976, por la motivación de Edwin Mirales en ese entonces un joven roquero que decide cambiar su guitarra por un bajo y formar la orquesta YAMBO sirviendo muchas veces como acompañantes de artistas como Hector Lavoe, Celia Cruz, Cheo Feliciano, Ismael Miranda entre otros, que llegaban sin orquesta a Puerto Rico; luego se identificaría y la conoceríamos adoptando el nombre de Mulenze.
La orquesta inicia en una época donde la salsa era un boom, y tuvo la fortuna de contar con músicos, compositores y cantantes de gran talla que son reconocidos actualmente; entre ellos podemos mencionar a Cano Estremera (El dueño del soneo) quien después ingresaría como vocalista a la banda del Bobby Valentin; en los coros el cantautor Pedro Arroyo quien ha aportado varias de sus composiciones a la Mulenze, en el piano Andy Guzman y Eric Figueroa, este último uno de los influyentes en el estilo que adoptaría la orquesta practicando un ritmo algo sofisticado y un poco revolucionario para el público que sigue la música popular.

Mulenze fue una de las primeras orquestas en usar sintetizadores dentro de la salsa, trabajando rítmicamente fuera del beat en el que se establece el patrón de la clave, dándole unas variantes de jazz a su música; fue una innovación que no fue muy aceptada por los grupos que ya estaban establecidos en ese tiempo, aunque más adelante esto le daría respeto y una identidad propia a la orquesta con sus geniales arreglos.

Sólo en su círculo familiar Edwin Morales es conocido por su nombre de pila. Pero si alguien se precia de ser salsero, tiene que saber quién es Edwin “Mulenze”.

Este bajista bayamonés, que ha tocado junto a los más importantes exponentes de la salsa, ha escrito su propia página en la historia de este género musical como fundador y director de la orquesta La Mulenze.
“La salsa no va a morir y yo diría que está en un momento muy satisfactorio. Las orquestas nuevas, que están como nosotros cuando los pilares de la salsa estaban en su apogeo y nos decían la Orquesta de la Juventud, están haciendo su trabajo muy bien. Y a eso se suma un grupo de muchachos que están llevando sus academias de baile a los municipios y que han hecho resurgir al bailador de salsa”, opinó Edwin.

Pedro Brull sigue considerándolo la voz oficial de La Mulenze, a pesar de que en 2005 dejó el grupo para iniciar su carrera como solista.

Edwin logró establecer una identidad para la orquesta y mi estilo de cantar fluyó excelentemente con su propuesta. Pero después de 24 años quise darme la oportunidad de grabar un disco (Pronóstico).

Hoy día trabajo mayormente fuera de Puerto Rico y tengo que reconocer que gracias a La Mulenze estoy recorriendo el mundo, comentó Brull.