NESTOR BONFIGLIO, MAESTRO DE SALSA – ENTREVISTA

806


BUENOS AIRES, ARGENTINA
Por Eduardo Guilarte
Editor

Hola a todos, mi nombre es Néstor Bonfiglio, tengo 46 años soy de Buenos Aires y llevo en la salsa 14 años. Trabajo en una oficina financiera, y la salsa es mi hobby y pasión.

Desde chico, siempre me gusto bailar, y esto fue lo que me llevo a la salsa. Un día estaba en el gimnasio del club ‘Old Voice’ haciendo pesas y escuche que estaban dando clases de salsa, ahí empecé, entre con un grupo que ya era avanzados, al principio nadie quería bailar conmigo porque era el pata dura como decimos acá, y les dije, en seis meses todas van a querer bailar conmigo y yo les voy a decir que no (risas), al mes, me acuerdo que arranqué bailando una coreografía porque faltaban hombres, a mi me pusieron al fondo para que no me vieran y al año termine siendo el show principal de las escuelas que tenia el profesor, como “La Prima Donna” (risas)

La primera vez que escuche salsa fue en el club ‘Old Voice’ como mencioné, es un club de futbol, y ahí daba clases un brasilero, excelente persona y muchas cosas que tengo hoy día las tengo por él (en salsa) él se llama Junior.

Primero fue en este club, y también aprendí mucho mirando, me gustaba mucho mirar a la gente bailar, y viendo a otros profesores y lo que aprendía, lo fui adaptando a mi estilo, no estoy enfrascado en un estilo, no soy la copia de ningún profesor, saqué un poquito de uno, un poco de otro, las cosas que me gustaban, las que sentía, hoy puedo decir que tengo un estilo personal. También le incorporo unas cositas del tango, unos cortes unas pausas, y la fui adaptando a mi estilo y no bailo tango pero tengo una noción básica y desde que empecé nunca paré. El abrazo del tango, el saber llevar a la mujer, para mi eso es una de las cosas mas importantes del baile en pareja, que el hombre sepa llevar a la mujer y eso es una de las cosas, que yo creo se perdió en la actualidad, manejarle la espalda, el torso, a una mujer se le puede llevar hasta sin tocarla.

Los estilos más populares aquí son: estilos Los Ángeles, el cubano, bailar en dos, esos son los principales, a mí me gusta mucho el puertorriqueño, es muy románticon. En mi clase yo enseño de todo como mencione anteriormente me gusta sacar un poco de un estilo un poco del otro, enseño un poco estilo Los Ángeles, lineal, cubano, puertorriqueño, en mi clase fui metiendo un poco de todo para bailar con mas pasión y para que todo el mundo salga contento, le meto rueda cubana que me gusta mucho y es muy divertida y ayuda mucho a memorizar los giros por nombre: los enchufas, las perotas, las primas, 70, 71, 72, 73 todo hasta arriba, nido, hay muchos, uno sabiendo una base de casino no bailas en el mundo, pero se puede meter en una rueda y bailas. Esto es muy diferente en España, cuando fui tenían una minima base de la rueda cubana pero habían muchos giros inventados por profesores, entonces pasaba que no cualquiera se podía meter en una rueda, no sabían los giros en cambio si uno mantiene lo que es una rueda cubana, donde vayas la bailas.

Aquí la gente le gusta mucho el estilo Los Ángeles, que pegó hace varios años a mi me gusta pero entre comillas, me parece que es lindo visualmente, pero me parece que al hombre lo hace bailar mas parado, como que no marca mucho el 1, 2,3 abajo y se pierde la conexión entre el hombre y la mujer, no se ven mucho a los ojos, pero tiene cosas muy lindas como los giros, pero por eso a mi me gustan las mezclas.

Yo comencé con la salsa en el ’98 con ‘Old Voice’ por un año, y luego pase por Azúcar Abasto dos veces por semana y después tuve la mejor escuela, que siempre le digo a mis alumnos, la pista de baile, porque uno puede bailar con los profesores que quiera, pero para progresar la pista de baila, avanzas muy rápido porque bailas con gente distinta.

Pero seguí tomando clases, en Old Voice estaba el profesor y una asistente Silvana Salas y me quede con ella más ayudándola en sus clases, porque se independizó, lo que mas tuve después es mucha practica, salí mucho a bailar, estuve viviendo en Valencia, España casi 6 años y prácticamente de martes a domingo aunque sea un ratito iba; visitaba mucho Glamour, EL Caimán, habían muchos lugares lindo, la movida de salsa allá es muy buena, y Valencia, como es una ciudad barata para vivir, muchos bailarines de salsa que bailaban por toda Europa lo tomaban como centro, para vivir. Yo he conocido a gente de mucho nivel ahí. Para ese momento yo no dí clases, me dediqué mas a bailar, la salsa era solo un hobby bueno es un hobby, nunca lo vi como un negocio y en ese momento tenia, a nivel de negocio o trabajo, otras prioridades, me han insistido en que haga shows y nunca accedí porque no quería perder la parte ‘amateur’ que tenia yo, que es salir a bailar, conocer gente, por eso no di clases allá en España, pero aquí en Argentina si cuando me regresé en el 2009.

El estilo mas popular allá en España y creo que en todo el mundo es el estilo Los Ángeles porque es mas show, Johnny Vázquez fue el que creó este estilo, el es de México pero se crió en Los Ángeles, por eso se llama así, yo lo conocí en Valencia y tengo el gusto de decir que soy muy amigo de él, es una estupenda persona que a pesar de lo grande que es en el mundo de la salsa, él es muy humilde. Aunque Johnny haya creado el estilo Los Ángeles, la última vez que lo vi, quería volver a sus raíces, a la salsa tradicional, siempre todo regresa a sus raíces, la moda, el estilo de baile todo regresa a sus orígenes.

En el 2009 cuando regresé a Argentina, me di cuenta lo mucho que cambió el estilo de salsa aquí. Antes uno bailaba muy pegado, bailaba solo con la mujer, se respetaba a los otros que bailaban al lado de uno, pocos giros y a corta distancia y cuando regresé era otra cosa, uno bailaba en una punta y tu pareja en la otra, ahora es mas fantasía, mas salsa espectáculo, así que si note mucho el cambio, ese fue el mas grande, y también cambio mucho la vestimenta, antes cuando iba a bailar iba con camisa, saco, siempre elegante y eso se perdió o cambió pero porque el mundo cambió. Antes habían muchos clubs que imponían un código de vestimenta pero ya no tantos.

Al regresar para Argentina comencé a dar clases inmediatamente, con una amiga y desde hace dos años estoy dando clases yo solo aquí en la fundación Tango Argentino, estoy dando clases dos veces por semana, los martes y los sábados.

Como profesor, cuando me llegan estudiantes muy principiantes, osea muy duros, igual siempre arranco con salsa, no comienzo con merengue como muchos otros profesores para suavizar las caderas, comienzo con los pasos básicos y mucho espejo, me parece que el espejo es súper importante para que vean como lo están haciendo, no importa cuanto se tarden en aprenderlo, pero en la salsa lo básico es súper importante porque si no saben mover los pies no pueden aprender mas nada. Primero los pies y después vamos subiendo, pero lo principal son los pies.

Las clases aquí son igual que en todos lados, puedo decir que tengo suerte de que forme un lindo grupo y lo mantengo, pero es como en todos lados hay veces que uno no puede venir por alguna cuestión laboral pero suelo mantener a el grupo unido y creo que esto depende mucho de uno como profesor, y yo lo que trato es que se diviertan mucho en mis clases y luego organizando cosas como por ejemplo un fin de semana vamos a comer a la casa de alguien o salimos a bailar todos juntos, este domingo tenemos una parrilla organizada en un parque creo que es la mejor manera de mantener el grupo unido, porque la gente no solo viene a aprender, vienen a conocer gente, a sacar un poco el estrés, a socializar. Cuando yo bailo me olvido de todo, voy a contar algo que para mi fue muy duro pero es de lo que estamos hablando, a nivel de lo que la salsa me da a mi. Yo hace cuatro meses perdí a mi hijo mayor, de 17 años, obviamente que el luto lo tendré toda mi vida y en un momento pensé en dejar de dar clases, como ya sabes mi trabajo es otro, pero la salsa me ayudó un montón a salir, a tener ganas, yo llego a la fundación donde doy clases, y cuando entro me cambia el animo, la energía así hayan tres, cinco, diez personas o no haya nadie porque llegue muy temprano pero siempre me cambia la energía y me ayudó muchísimo entonces yo que estoy pasando por esto me ayuda, si uno esta pasando por un problema laboral por ejemplo que es mucho menos que esto pues tu bailas y se te olvida todo. Yo también trato de que mis estudiantes se olviden de todo, y ellos mismos van trayendo a sus amigos, así que el grupo va creciendo. Me gusta mucho que la gente que entra a mis clases sea gente sociable también, porque como te dije no lo veo como un trabajo si no como un hobby así que me gusta que aparte que sean mis alumnos sean también mis amigos.

A los lectores de International Salsa Magazine les recomiendo ir a bailar cuando visiten Buenos Aires a Azúcar Abasto, Azúcar Belgrano, La Costanera pero esta es solo en verano, y comienza tipo 11 y termina cuando sale el sol. Yo que tuve la suerte de poder bailar por el mundo les puedo decir que aquí en Buenos Aires hay muy buen nivel de baile, en Córdoba también es de las mejores y aparte también hay muy buenas bandas como la LF Salsa o también conocida como La Familia Salsa, Joseito y su Banda y también hacen como acá en Buenos Aires que con música en vivo llenan una plaza y todo el que quiera pues se para a bailar ahí, también hacen muchos campeonatos, el Salsa Open lo hacen ahí en Córdoba. Aquí en Buenos Aires hacen también muchas fiestas, los profesores de salsa alquilan un local y organizan una fiesta que no son privadas, pagan la entrada que mas o menos esta en los 50 pesos y esta información esta disponible en Factbook mas que todo, mi Facebook es Néstor Bonfiglio y mi correo es Nestorbonfiglio@hotmail.com

¡Muchas Gracias!